¿CÓMO SE RELACIONA LA IMAGEN CON EL AMOR PROPIO?

Tu imagen importa y su implicación tiene más relevancia de lo que puedes imaginar. 
Cómo te ves, transmite en gran medida cómo te sientes. Tu apariencia lleva un mensaje implícito, es la guía que te muestra cómo te estás tratando.
Las áreas que abarcan el tema de tu #imagen son multiples; el #estilo de los atuendos que eliges para vestir, el aspecto de tu cabello, la condición de tu piel, tu forma física…  Son la punta del iceberg, es lo que se ve a primera vista de ti y claro que importa.
La consideración aquí está en las ganas que tengas de cuidar de forma permanente éstas áreas de tu #imagen externa, el ánimo que requieres para lograrlo se obtiene cuando construyes con pilares fuertes tu #imagen interna (lo que piensas de ti, lo que «ves» en ti, si te gustas o no).
Aprender a gestionar tu mundo interno (mente-pensamientos-emociones) es la premisa para que tu presencia proyecte seguridad, atractivo y buena vibra.
Cuando logras el equilibrio entre verte y sentirte estupenda, lo encuentras tan estimulante, que asumes sin resistencia el compromiso permanente de cuidarte, valorarte y gustarte, más allá de seguir mejorando lo que no te agrada tanto de ti.
De esto se trata el ejercicio del amor propio.
Te quiero mujer valiente.